Rosmarinus officinalis

Nombres populares, en castellano: romero común, romero blanco, romero hembra, romero macho, romero. en catalán: romaní mascle, romer, romaní.

Alimentación humana y recetas
Es utilizado como hierba aromática en alimentación.
Paula Martínez0.00 (0)00 comentarios
Bebidas alcohólicas
Interviene en la elaboración de distintos licores tradicionales. En Cataluña entra en la elaboración de la ratafía. En Mallorca se usa para preparar licor d‘herbes o herbes, otro licor digestivo tradicional. Interviene también en la elaboración de los herberos típicos de la zona iberolevantina, aunque siempre en poca cantidad (se utilizan, normalmente, brotes tiernos). A causa de su fuerte sabor aporta un toque de aspereza al licor. En el interior castellonense se prepara un herberet o herbero en donde el rabo de gato (Sideritis tragoriganum Lag.) y la raíz de romero son componentes esenciales.

Condimentos y conservantes
Las hojas y tallos jóvenes se usan para condimentar guisos de carne, asados, carne de caza, pollo, conejo, caracoles, arroces y paellas, y también para el aliño de aceitunas. No debe ponerse mucha cantidad porque da mucho sabor. También se usa en la elaboración de vinagres y aceites aromáticos.
Por otro lado, en la comarca de La Plana Alta, Castellón, forma parte del cocimiento que usan para desinfectar y aromatizar los toneles donde se almacena el vino.

Golosinas y masticatorias
Hay sitios como en Carcabuey (Córdoba) donde las flores se chupan, por su agradable sabor.
Ramón Morales Valverde0.00 (0)00 comentarios
Madrid (Area Metropolitana de Madrid / Madrid / Madrid, Comunidad de).
Típica planta usada como especia o aromática en multitud de comidas.

Madrid
Irene Fernandez 0.00 (0)00 comentarios
Alimentación animal
Pasto
Aunque propiamente no es planta forrajera, es consumida por algunos animales, como cabras y ovejas, sobre todo en primavera, cuando está jugoso. Se nota si han comido las cabras porque entonces producen una leche muy fuerte.

Plantas melíferas
El romero se considera una de las mejores especies melíferas. De su néctar las abejas elaboran una miel clara y suave. Gracias al amplio período de floración de la planta, es un recurso importante, especialmente en los meses en que la floración de otras especies es escasa o nula. Un apicultor del Montseny (cordillera prelitoral catalana) expresaba esta idea diciendo: El romero es el rey de la miel. En la comarca de Els Ports (Castellón) los apicultores colocan las colmenas de abejas cerca de los romerales para obtener miel de romero.
Ramón Morales Valverde0.00 (0)00 comentarios
Uso medicinal
El romero se mete en alcohol y posteriormente este alcohol es utilizado para masajear la piel con objeto de fortalecerla y evitar escaras.
Paula Martínez0.00 (0)00 comentarios
Sistema circulatorio
Una de las aplicaciones medicinales más comunes del romero en todo el territorio es el uso de la infusión o el cocimiento para bajar la tensión (hipotensor), para mejorar la circulación y como depurativo de la sangre. Sin embargo, en algún caso se cita como indicado para producir el efecto contrario, o sea, para subir la tensión.
Por vía tópica, se aplican friegas del cocimiento o bien de alcohol de romero -loción que se prepara por maceración de la planta en alcohol con el fin de mejorar la circulación de la sangre en general y de las venas varicosas en particular. En el Poniente Granadino la infusión de romero y cola de caballo se considera que ayuda a mejorar los síntomas de las varices.
También se utiliza como tónico cardíaco para fortalecer el corazón. En Jaén, Murcia y Castellón se usa además como remedio contra la anemia. Se recomienda, en la mayoría de casos, hacer un novenario, es decir, tomar la tisana durante nueve días y, a continuación, descansar; con ello se evita el efecto debilitante que puede ocasionar si se toma en exceso.
El aceite esencial, aplicado directamente sobre heridas, ha sido empleado en Andalucía y en algunas comarcas valencianas para cortar hemorragias.

Sistema digestivo
Se toma en tisana como digestivo y aperitivo, a veces en combinación con otras plantas, como mejorana [Thymus mastichina (L.) L.] o poleo (Mentha pulegium L.). En el municipio leonés de Cuevas del Sil se dejaba macerar la planta durante nueve días en vino blanco y se tomaba para abrir el apetito. También se usa por su acción antiulcerosa gástrica, para combatir la gastritis, como antiinflamatorio hepatobiliar, para el tratamiento de la ictericia y para favorecer la secreción de la hiel. Se cita en algunos casos como laxante y, en otros, como antidiarreico. En ocasiones, se toma la infusión endulzada con miel de romero. En Piloña, Asturias, preparan un macerado de la planta en anís que usan para combatir el dolor intestinal.
En el Poniente Granadino se considera que llevar una ramita de romero en la boca, además de atraer la buena suerte, ayuda a prevenir las caries y es bueno para la higiene bucal. En Galicia se usa la infusión como antiséptico bucal y para curar boqueras (boceras en la comisura de los labios), mientras que en Andalucía, en Ibiza, Formentera
y Castellón, usan la infusión o bien el aceite para calmar el dolor de muelas.

Sistema genito-urinario
La tisana de romero -a veces en combinación con otras plantas se ha indicado para las afecciones renales, como antiséptico urinario y como diurético. En la localidad de Huétor, Granada, la planta se mezcla con hojas de nogal, eucalipto (Eucalyptus camaldulensis Dehnh.) y ortigas (Urtica dioica L. y U. urens L.) para preparar una decocción y mejorar con ella las molestias de la próstata.
Por otro lado, en algunas localidades de Castellón, la tisana se usa como favorecedora de la menstruación en caso de reglas dolorosas. También se ha citado como afrodisíaca.

Concepción, embarazo, parto y puerperio
Se ha usado en Cataluña para facilitar el parto y también para ayudar a eliminar la placenta. Igualmente, en algunas poblaciones de Salamanca, se usaban sahumerios de romero durante el parto “para que abriera el cuerpo”.

Sistema respiratorio
Es habitual tomar tisanas de romero -muchas veces endulzadas con miel o con azúcar quemada para darles consistencia de jarabe- como anticatarral, para el tratamiento de resfriados y gripes, y también como antitusígeno. En las comarcas centrales valencianas y en Mallorca usan los perfumes de romero seco para combatir el asma, mientras que en Granada, Córdoba, Galicia, Navarra y también en Mallorca, inhalan los vapores con la misma finalidad. En el Montseny, además, preparan un destilado casero (llamado, en catalán, esperit o essència) a partir de las sumidades floridas, que usan tanto por vía interna -tomándolo a pequeñas dosis- como por vía externa -aplicando paños empapados del líquido sobre el pecho y espalda- como descongestionante pulmonar y para tratar las neumonías. En otras zonas se aplican friegas de alcohol de romero o del cocimiento de la planta (en agua o en vino) en el pecho con la misma finalidad. En La Coruña, en caso de pulmonía, aplicaban un emplasto preparado con romero, hoja de limonero y salvado de trigo. En la comarca de Monzón, Huesca, escaldaban el pan con cocimiento de romero para preparar una sopa para “templar el cuerpo”.
Quemado como ambientador es bueno también para mejorar las enfermedades respiratorios. Como antiséptico bucofaríngeo, para tratar la faringitis y la afonía se usa en forma de colutorios o gargarismos. Para el tratamiento de la ronquera preparan, en el Poniente Granadino, una mezcla a partes iguales de romero, tomillo (Thymus vulgaris
L.) y eucalipto, a la cual añaden una cucharadita de azúcar y un poco de azufre. Dicha mezcla se pone a calentar para inhalar los vapores que desprende.
En Ibiza y Formentera aplican aceite de romero para despejar la nariz y, para el dolor de garganta, toman la infusión o bien mastican una ramita de la planta.

Sistema endocrino-metabólico
En Andalucía y en Galicia, el romero se usa como hipoglucemiante, es decir, para rebajar el nivel de glucosa -azúcar- en la sangre. En diversas zonas de la región levantina (Castellón, Murcia), Andalucía, Castilla y León y Galicia, toman la infusión de romero para rebajar el colesterol. Se ha citado también como adelgazante, para el tratamiento de la acetonemia infantil y para combatir el exceso de ácido úrico (gota).

Sistema inmunitario
En la comarca catalana del Alt Empordà las sumidades floridas en infusión se han usado con finalidad antialérgica.

Musculatura y esqueleto
El alcohol de romero es la loción resultante de macerar en alcohol las sumidades floridas, a veces en combinación con otras plantas o con alcanfor. La duración del proceso es variable según la zona, desde nueve días hasta un par de meses, siendo lo más frecuente que se prolongue entre tres y cuatro semanas. A veces se lleva a cabo en la oscuridad y otras en el exterior (típicamente, en Cataluña y en Mallorca, cuarenta días a sol i serena). Este alcohol se aplica en forma de friegas o masajes como antiálgico y antiinflamatorio óseo y muscular, para combatir contusiones, torceduras, esguinces, tendinitis, artrosis, dolores reumáticos y cervicales, pinzamientos. Aunque es menos habitual, a veces se prepara la maceración con vino o aguardiente en lugar de alcohol. En Sierra Mágina, Jaén, preparan la loción cociendo primero la planta con un poco de sal y añadiéndole posteriormente algo de alcohol; aplican este preparado tópicamente en forma de friegas para mejorar la circulación y para aliviar los dolores reumáticos y musculares. En ocasiones se macera la planta en aceite o se usan pomadas y ungüentos
elaborados con cera y aceite de oliva. Otras veces se aplican emplastos preparados con decocción de romero y salvado de trigo. Todos estos preparados se usan con finalidades terapéuticas similares a las mencionadas para el alcohol de romero. En Extremadura se ha citado la aplicación de vahos con el mismo fin.
Por otro lado, para sanar golpes y torceduras, algunos curanderos aplican cruces hechas con tallos de romero al tiempo que recitan oraciones y ensalmos.
En Andalucía, los paños calientes empapados de la decocción o bien perfumados con el humo de la planta sirven para mitigar dolores en general. En Castellón usan una mezcla de sumidades floridas de romero, gálbulos de ciprés, olivarda [Dittrichia viscosa (L.) Greuter] y tomillo común [Thymus vulgaris L.] que aplican en forma de baños dérmicos o de compresas contra las contusiones y dolores reumáticos. Además, los baños de agua de romero se emplean como remedio eficaz para aliviar los pies y piernas cansados y doloridos.
En algunas localidades de Granada, y también en el Montseny y en Ibiza, algunos informantes refirieron un método casero de obtención del aceite esencial de la planta introduciendo las sumidades floridas dentro de un tarro de cristal, bien tapado, el cual se deja al sol dos o tres días. Posteriormente se abre con cuidado y se recogen unas gotas de la esencia, que se mezclan con alcohol para aplicarlo en forma de friegas.

Piel y tejido celular subcutáneo
Como vulnerario, cicatrizante y resolutivo -para curar úlceras, heridas, quemaduras, forúnculos, eccemas y otras afecciones dérmicas- se aplican linimentos y pomadas a base de romero, aceite de oliva y cera virgen. Otras veces se usa una loción preparada por decocción de la planta en vino o en agua. En algún caso se preparan emplastos de las hojas frescas masticadas o maceradas en aguardiente, que se aplican en las heridas en caso de infección. Además, el uso tópico del alcohol de romero o del macerado en aceite de oliva, puede ayudar a prevenir la formación de úlceras en personas encamadas. En Cataluña se ha usado la infusión de romero, por vía interna, para el tratamiento del acné.
En La Mancha hervían conjuntamente romero y cantueso [Lavandula pedunculata (Mill.) Cav.] y usaban el agua resultante para curar quemaduras; o bien romero, corteza de alcornoque o de encina y jara pringosa (Cistus ladanifer L.) para lavar heridas. En Galicia aplican externamente infusiones bien calientes de romero para eliminar las durezas de los pies.
Por otro lado, el cocimiento -en ocasiones se usa, en su lugar, el macerado en alcohol- es apropiado para combatir la alopecia y para fortalecer y suavizar el cabello, pues es un buen tónico capilar. Además, ayuda a eliminar el exceso de grasa del pelo. En Extremadura preparan una loción capilar a base de romero, abrótano macho (Artemisia abrotanum L.) y aceite.
En la comarca de Monfragüe, Cáceres y en Galicia lo recogen y maceran durante la noche de San Juan (“al sereno”) y al día siguiente las mujeres se lavan la cara con el agua para mantener el cutis joven durante todo el año.

Sistema nervioso y enfermedades mentales
La infusión resulta útil para el tratamiento de los dolores de cabeza (a veces relacionados con un aumento de la tensión arterial). Hay quien, además, aplica en la frente paños empapados de la infusión o bien de la decocción de la planta en vino.
En el Pirineo Aragonés y en Menorca inhalan los vapores con la misma finalidad.
En la Serranía de Cuenca y en Galicia se daba infusión de romero a las personas afectadas de depresión, pues consideran que es buena para los trastornos de la mente. Asimismo, en Córdoba y Jaén lo usan para combatir el estrés y otros trastornos leves de tipo nervioso. También en Mallorca y en el Empordà toman la infusión como sedante, y en Jaén para ayudar a inducir el sueño. En algún caso, se utilizan baños relajantes, añadiendo la infusión al agua de la bañera.
En el Montseny, el romero se ha citado para el tratamiento de la corea (enfermedad conocida popularmente con el nombre de “mal de San Vito”), mientras que en el La Cerdanya (Pirineo Catalán) se recomienda tomarlo en tisana para mitigar el efecto de los sustos. Se considera también que el agua de romero ayuda a mejorar el riego cerebral y a fortalecer la memoria.

Órganos de los sentidos
Para el tratamiento de las cataratas, en la sierra del Caurel aplican un preparado a base de flor de romero, miel de enjambre y clara de huevo. En la comarca catalana del Alt Empordà aplican, con el mismo fin, una especie de destilado de la sumidad florida. En La Coruña, se usa la infusión de las sumidades floridas para hacer lavados en caso de irritación ocular.

Otras enfermedades infecciosas y parasitarias
Como antiséptico, en caso de enfermedades infecciosas, pestes, gripes, etc., en el Pirineo Catalán y en otras muchas regiones, antiguamente se quemaba romero sobre brasa viva y se perfumaban las habitaciones de los enfermos, corrales de animales y otras dependencias de las casas. En el Poniente Granadino, donde la planta tiene una gran carga simbólica, a veces se colocaban las hojas de romero en cruz y se rezaba una oración antes de prenderlas. También se ha usado como fungicida.
Por otro lado, en algunas localidades vascuences utilizan los vahos de ruda (Ruta graveolens L.) y romero para favorecer la expulsión de las lombrices intestinales. En Castilla-La Mancha preparan un cocimiento de hojas de laurel, acículas de pino y romero, que toman en ayunas durante un novenario con el mismo fin.
En el Poniente Granadino se usaba un emplasto elaborado con ceniza de romero, junto con otros ingredientes, como antiviral para curar la “culebrina” (herpes zóster). En Extremadura se cita la loción de romero para tratar la tiña.
Para mitigar las “calenturas de malta” (fiebre ocasionada por la brucelosis) en Córdoba aplicaban baños del cocimiento de cintura para abajo.
En el Sobrarbe (Pirineo Aragonés), cocido en vino, con miel y cal viva, a dosis de un vaso cada día, se ha usado como reconstituyente de la tuberculosis pulmonar.

Enfermedades tumorales
Se ha citado como antitumoral en el Cabo de Gata-Níjar.

Enfermedades “culturales”
En las sierras de Segura y Alcaraz y otras zonas de Albacete y en Andalucía se ha citado la curación del mal de ojo a través de un ritual en el que interviene el romero. Paralelamente, en el Poniente Granadino, existe la creencia de que llevar consigo una cruz de romero evita o previene el mal de ojo. En Cataluña usan romero para sanar
dolencias como el llamado enaiguament, una especie de depresión leve infantil, causada por los celos o por una alimentación deficiente. Se dice que la madre tiene que recoger tres brotes de romero durante siete días y no hablar con nadie mientras los recoge.

Síntomas y estados de origen indefinido
Su uso como febrífugo lo encontramos al menos en Granada, Murcia y Cataluña.
En el Pirineo Catalán, además, se considera que el vino medicinal preparado por decocción de romero con vino y azúcar hasta que reduce a la mitad es un reconstituyente; se administra una cucharada en ayunas durante nueve días. Igualmente, tanto en Castilla y León como en La Mancha y también en Mallorca, se toma la infusión de romero como tónico general del organismo.
España
Ramón Morales Valverde0.00 (0)10 comentarios
Daimiel (Mancha / Ciudad Real / Castilla-La Mancha).
El macerado de hojas de romero en alcohol etílico se usa como antiinflamatorio tras recibir golpes, aplicado sobre la zona afectada.
Me lo contó mi abuela, de Daimiel, Ciudad Real.
Daimiel (Ciudad Real)
Andrea García Córdoba0.00 (0)00 comentarios
Uso veterinario
Sistema digestivo
En Cantabria, a las vacas que se hinchaban les daban aceite de romero, y si tenían cólico quemaban romero, saúco y otras hierbas para que la vaca respirase el humo. Lo mismo hacían los ganaderos de la Sierra Norte de Madrid para las caballerías. También en la Serranía de Cuenca aplicaban sahumerios de romero para curar el dolor de tripa e hinchazones de vacas, cerdos y mulas. En Sierra Mágina se preparaba un cocimiento de flor de romero para dárselo de beber al ganado cuando padecía cualquier problema digestivo, y en la zona de León se les suministraba cuando tenían cólicos. En Ibiza y Formentera se daba de comer la planta a las ovejas cuando se hinchaban y no masticaban bien; también se les daba aceite, vinagre, sal y limón. Como prevención, para que no se empacharan, colgaban manojos de romero y otras plantas en el corral En el Pirineo Catalán, en caso de indigestión del ganado vacuno, preparaban una suspensión de acción purgante (llamada popularmente en catalán llexiuada) a base de romero, matricaria [Tanacetum parthenium (L.) Sch. Bip.], raíz de nueza (Bryonia dioica Jacq.), aceite de oliva y ceniza.
En las comarcas castellonenses algunos pastores estiman que el romero es de gran ayuda como alimento de las ovejas para que no padezcan trastornos hepáticos. En el Pirineo Aragonés (Sobrarbe) se agrega ceniza de romero al bebedero de las gallinas que tienen la cresta descolorida -se cree que es porque tienen la hiel enferma-.

Sistema genito-urinario
En la Sierra Norte de Madrid se aplicaban sahumerios de romero mezclado con hinojo, ruda [Ruta montana (L.) L.] y tomillo (Thymus vulgaris ) a las caballerías cuando no podían orinar.
Algunos ganaderos cántabros elaboraban una pomada con aceite, cera y romero para curar las ubres de las vacas cuando se resquebrajaban. Paralelamente, en Ibiza y Formentera aplicaban vahos de agua de romero y unturas del aceite con la misma finalidad.
En Galicia se ha usado como afrodisíaco, para aumentar la libido en vacas: “A las vacas se les daba un litro de infusión para que andasen a los toros”.

Concepción, embarazo y parto
En Andalucía, Cataluña y Baleares se ha usado la decocción concentrada de las partes aéreas para favorecer el parto y la expulsión de la placenta en ovejas y cabras; también como depurativo posparto. En Ibiza mezclan el romero con ruda y malvas (Malva sylvestris L.)

Sistema respiratorio
En Cantabria, si las vacas padecían pulmonía, les frotaban el lomo con una rama de romero y les hacían inhalar vapores de agua de menta, romero y otras hierbas. En algunas localidades de Badajoz también se ha empleado en inhalaciones contra la pulmonía.

Musculatura y esqueleto
En las islas de Ibiza y Formentera aplicaban friegas de una mezcla de agua de romero y otras plantas, entre ellas tomillo carrasqueño [Thymbra capitata (L.) Cav.], para curar golpes y torceduras de las ovejas. En las comarcas de Castellón usan el decocto de las sumidades floridas de romero en forma de baños dérmicos o compresas para curar contusiones de los caballos. Es común añadir al decocto olivarda (Dittrichia viscosa) y tomillo común (Thymus vulgaris). Además, cuando un perro o una oveja se fractura algún miembro, pican hojas de romero y las aplican en emplasto, sujetándolo con una venda y colocando encima dos cañas que se atan con una cuerda.

Piel y tejido celular subcutáneo
En Ciudad Real usaban el cocimiento de romero con sal para lavar las heridas de los animales. En la Serranía de Cuenca el cocimiento se hacía con romero y jara pringosa (Cistus ladanifer). En Cabañeros (Ciudad Real), añadían al agua, además, corteza de encina y, en las comarcas castellonenses, olivarda y tomillo común.
En diversas poblaciones de Zamora usan romero cocido en vino para curar heridas, tanto de personas como de animales domésticos. Antiguamente, en el occidente alistano se aplicaba a las ovejas para curar las mordeduras de lobo. En Mallorca preparaban un linimento con aceite de oliva que usaban para curar la morfea (erupción
cutánea de los animales).

Otras enfermedades infecciosas y parasitarias
Un remedio obtenido cociendo a partes iguales romero y jara pringosa ha sido empleado para tratar la sarna de las ovejas. En la comarca de Monzón, Huesca, el humo que desprende al quemarse se hace que lo aspiren las mulas para curarles el muergo (paperas).

Enfermedades tumorales
Se ha citado en Castellón y Santa Cruz de Tenerife para curar tumores de los animales (caballos y vacas).

Síntomas y estados de origen indefinido
A los cerdos con fiebre se les aplicaba en Cantabria una cataplasma de arcilla elaborada cociendo romero con malva (Malva sylvestris L.) y mejorana [Thymus mastichina (L.) L.]. En Ciudad Real frotaban a las bestias -ganado mular- cuando estaban rebajás, es decir en mal estado, con alcohol de romero.
En algunas poblaciones de León se administraba a las cabras y vacas cuando estaban decaídas un cocimiento de romero en vino.

Intoxicaciones y envenenamientos
En Murcia, se utilizan palos de romero para pinchar y sacar el veneno de las reses picadas o mordidas por animales venenosos. En algunas localidades de Ciudad Real usan ramas jóvenes para tratar ciertas mordeduras y en la sierra de Albacete aplican su esencia a las picaduras de insecto. En la comarca de Monzón usan, contra las picaduras, el cocimiento. En Castellón se pican sumidades floridas de romero y se dan como alimento a los hurones que quedan envenenados al morder en el interior de las madrigueras a sapos u otras alimañas.
Ramón Morales Valverde0.00 (0)00 comentarios
Uso tóxico y nocivo
Venenos, insecticidas y plaguicidas
En la Serranía de Cuenca, se usa en verano para ahuyentar a los mosquitos, colocando unas ramillas en la gorra. En diversos puntos de la Península y también en Baleares, el romero se utiliza como repelente de moscas y mosquitos.

Tóxicas para humanos o animales
Algunos informantes advierten de su acción debilitante si se toma en exceso; debe tomarse con moderación.
Ramón Morales Valverde0.00 (0)00 comentarios
Uso combustible
Leñas
En algunas localidades de la Serranía de Cuenca recogían plantas como el romero, diversas ericáceas y sabinas albares (Juniperus thurifera L.) no maderables -apreciadas todas ellas porque hacen mucha llama- como leña para cocer. La leña de romero ha sido muy usada para hacer fuego en el campo y también para alimentar los hornos de
panaderos y caleros en el Poniente Granadino, en la comarca de Monzón y en diversas poblaciones de Alicante. En algunas zonas de Cataluña se añade romero a la leña cuando se tuestan castañas, ya que así adquieren mejor sabor.

Encendido o leña fina
Excelente leña para quemar, especialmente como leña menuda, para encender el fuego del horno y de la chimenea. Uso reflejado en el popular refrán "leña de romero y pan de panadera".

Carbón
En La Mancha, para la elaboración de carbón vegetal en las carboneras, se apilaba la leña -principalmente de encina y coscoja- en capas, se cubría de tierra y se forraba con ramas de brezo (principalmente Erica arborea L.), jara pringosa y romero. El proceso requería una combustión parcial de la leña, con una baja aireación. Por otro lado, se
producía otro tipo de carbón -el llamado “picón”-, de menor calidad y pequeño tamaño, destinado a braseros, el cual se obtenía por combustión al aire libre de ramas de encina, jara pringosa, quejigo (Quercus faginea Lam.), romero o sarmientos de vid.

Para ahumar
En Albacete (sierras de Segura y Alcaraz) y en la Serranía de Cuenca, el humo de romero se emplea para desinfectar las colmenas y también para ahuyentar las abejas y poder así colectar la miel.
Ramón Morales Valverde0.00 (0)00 comentarios
Construcción
Industria y artesanía
Cosmética, perfumería y limpieza
En diversas localidades de Castilla-La Mancha se destilaba para extraer la esencia, con la cual se elaboraban colonias (por maceración con alcohol) y aguas perfumadas (hidrolatos) con los que se perfumaban las mujeres. También se recolectó con fines comerciales en la falda de sierra Almijara, Granada, para su destilación. En la provincia de Ávila se usa como ambientador para la casa.
En el Poniente Granadino se freía con aceite de oliva y granos de trigo para preparar una especie de brillantina para el pelo. En Córdoba se usaba la infusión en vino para dar brillo al cabello. Por otro lado, se echaban tallos de romero en el agua del baño para darle olor, o se quemaban en el brasero para perfumar el ambiente. Para perfumar las habitaciones y los cajones de los armarios se usaban ramitas de romero cortadas. El cocimiento o la esencia se echaba al jabón casero elaborado con las sobras de las grasas y/o aceites y sosa, para darle buen olor. En Tenerife, antes de enjabonar la ropa, se hervía un caldero de agua con romero para que la ropa adquiriese un aroma agradable. En la comarca catalana del Alt Empordà, se usa la maceración de los brotes tiernos en aceite de oliva para afinar el cutis; antiguamente también se elaboraban colonias de romero.

Sustancias tintóreas y pinturas
Se ha usado como sustancia tintórea en Albacete, para obtener un color marrón oscuro para colorear la lana.

Otros usos industriales y artesanales
Los alfareros manchegos, en la fabricación de la cerámica de reflejo dorado, usaban leña verde de coscoja, retama [Retama sphaerocarpa (L.) Boiss.] o romero para conseguir fijar una película dorada sobre el esmalte en la última fase de cocción de las piezas.
Ramón Morales Valverde0.00 (0)00 comentarios
Uso medioambiental
Uso ornamental
Patios, huertos y jardines
El romero se coge del campo en esqueje y se cultiva como ornamental y para ser usado con fines medicinales o rituales. No falta en las huertas tradicionales, jardines y en algunos corrales y patios. En muchos casos su empleo está a medio camino entre lo ornamental y lo ritual, tal como veremos en el siguiente apartado.
Ramón Morales Valverde0.00 (0)00 comentarios
Uso social, simbólico o ritual
Jaén (Campiña del Sur / Jaén / Andalucía).
En Jaén, en año nuevo, se realiza un sahumerio, que consiste en quemar romero y recorrer la casa esparciendo el humo para ahuyentar los males.
Paula Martínez0.00 (0)00 comentarios
El romero tiene un importante valor simbólico y ceremonial, a veces con carácter religioso. Se utiliza en numerosos rituales del ciclo anual, de la vida y como amuleto protector. Todos estos rituales suelen están íntimamente relacionados.

Rituales del ciclo anual
Junto con la palma, el laurel, el olivo y otras plantas, es uno de los ramos propios del Domingo de Ramos. Después se coloca en las fincas, ventanas o puertas de las casas como ramo protector de casa y cosechas, para impedir la entrada de brujas o para protegerse de los rayos y el granizo quemándolo en días de tormenta. En Cataluña se adornaban las ramas de laurel, de olivo y de romero con galletas y rosarios para ir a bendecirlas el Día de Ramos. Se quemaban los días de tormenta y se rezaba la siguiente oración: Sant Marc, Santa Creu, Santa Bàrbara no ens deixeu, dels llamps i de les tempestes deslliureu-nos, Trinitat Santíssima. La misma costumbre se encuentra en otras zonas de la Península. Como ocurre con otras especies, sus propiedades resultan óptimas si se recoge la noche mágica de San Juan. Los ramos que sobraban, como estaban bendecidos, se quemaban el Sábado Santo a la hora de la misa y con esa ceniza se ungía el Miércoles de Ceniza.
En Toledo y en la Serranía de Cuenca, el romero es, junto con el cantueso (Lavandula stoechas L.) y otras especies aromáticas, una de las plantas con que se engalanaban calles y altares durante la festividad del Corpus Christi. En algunas poblaciones manchegas, para la fiesta de las Cruces de Mayo adornan las cruces con romero y otras
plantas. En algunos pueblos de Extremadura se hacían enramadas en el mes de mayo usando olivo y romero. En las procesiones de Semana Santa, tomillo y romero son usados para adornar las carrozas que transportan las imágenes. Son dignos de mención los tradicionales arcos de romero que engalana las principales calles de la población manchega de Carrión de Calatrava.
En Murcia utilizan plantas de romero húmedas para hacer hogueras en las plazas y calles las vísperas de San Antón, La Candelaria, San Blas y Santa Lucía. También en algunas poblaciones de Ciudad Real se hacen luminarias con romero la víspera de Santa Lucía. En otras poblaciones se prenden hogueras de romero las vísperas de Santiago y
San Felipe. Además, es uno de los elementos vegetales usados en Navidad para adornar el belén.

Rituales del ciclo de vida
Por la consideración que tiene como planta favorecedora del amor, en Piloña (Asturias), los mozos ponían ramos en la ventana de la moza que les gustaba. En Córdoba dicen que el romero ayuda a conseguir novio: “Si pasas por un romeral y no coges de él, ni tienes amores ni piensas tener”. Y también que deben tomarlo el marido y la mujer
porque da felicidad. En Galicia se usaba antiguamente “para quitar los males de amor”.
Por otro lado, entra en la composición de los ramos florales que se llevan al cementerio.

Rituales de incertidumbre, protección y aflicción
Según una creencia muy extendida, la Virgen María tendía los pañales del Niño Jesús sobre plantas de romero y por ello se considera que es una planta bendita. De ahí deriva, según la tradición, su carácter benéfico y también su prolongada floración. Un ramo de romero es siempre un símbolo positivo y de buena suerte y se considera protectora de la casa y de las cosechas. En Ibiza, colocan una ramita de olivo o de romero, normalmente bendecida el Domingo de Ramos, encima de un cuadro para tener la protección de Dios. En La Coruña se conserva el ritual (para la buena suerte) de darse tres chapuzones en la playa a las doce en punto de la noche de San Juan y echarse luego a la cabeza una infusión de romero recién recogido. En las sierras de Segura y Alcaraz (Albacete) queman en la chimenea romero recogido la madrugada del día de San Juan como protección contra las tormentas. En algunos pueblos de Madrid y Segovia antiguamente se llevaba a los cultivos de garbanzos para propiciar una buena cosecha. Se emplea para evitar o quitar males de ojo, depurar ambientes, atraer la suerte. Algunas personas de la zona de Granada lo expresan diciendo que “el romero en una casa saca lo malo y entra lo bueno”. Estas creencias se encuentran muy arraigadas entre la población gitana, y no es raro ver a personas con un ramillo en la boca. Se colocan, además, ramos de romero y otras plantas para espantar a las brujas. En el valle de Hecho (Pirineo Aragonés), antiguamente se quemaba romero con incienso “para desembrujar”.
En ciertos lugares de los Picos de Europa todavía se conserva la costumbre de que las vacas lleven un saquito al cuello con unos trocitos de romero bendito y de ruda, pues se considera que ambas plantas actúan de amuleto contra el embrujamiento. En Baleares, uno de los nombres populares, beneit, alude directamente a su condición de planta bendita.

Literatura oral popular
Gracias al amplio abanico de propiedades y usos, muchos consideran esta planta como una panacea, tal y como reza el conocidísimo refrán: “De las virtudes del romero se podría escribir un libro entero”. Otro dicho alude a su poder para curar llagas y heridas: “Mala es la llaga que el romero no sana”.
Ya se ha mencionado, en el apartado de usos medicinales, que una de sus virtudes es la de facilitar el parto. Hay un par de expresiones catalanas que resumen bien dicha propiedad: Aigua de romaní, que fa parir y también El romaní, si no tens mal te’n farà venir, pues se cree que provoca los dolores del parto.
Además de todas las cualidades señaladas, el romero se relaciona, como ya hemos indicado, con el amor y la fidelidad. En Baleares, concretamente en Menorca, se dice: Per l’amor, lo romaní; al qui no en té, li’n fa venir, i a qui en té, l’hi fa fugir. En Cataluña dicen: De flors de romaní i noies per casar, tot l’any n’hi ha (aludiendo, en parte, a los largos períodos de floración de la planta). Y también: El romaní floreix cada Mare de Déu, que equivale a decir que el romero florece siempre que hay una festividad mariana en el calendario. Este último dicho también es propio de Mallorca.
Por otro lado, es posible que el romero sea la planta protagonista de la famosa rondalla mallorquina “La flor romanial”. Las rondalles son cuentos o narraciones orales tradicionales de Mallorca, que fueron recopiladas a finales del siglo XIX por A. M. Alcover.
En la comarca valenciana de La Safor, en la noche de Navidad cantan el siguiente villancico en honor al Niño Jesús o Minyonet: Pastorets i pastoretes, / feu-me llenya que tinc fred, / no me la feu d’angilaga, / feu-me-la de romeret. Finalmente, no podemos dejar de mencionar los primeros versos del popular villancico “Los peces en el río”: “La Virgen está lavando / y tendiendo en el romero, / los pajarillos cantando, y el romero floreciendo”.

Alucinógenas, narcóticas y fumatorias
Las hojas y la corteza se utilizaban para elaborar sucedáneos del tabaco, en tiempos en que este escaseaba, o bien como juego de adolescentes.
Ramón Morales Valverde0.00 (0)00 comentarios
Mapa

Por tipo de información: Uso medicinal (2) Alimentación humana y recetas (1) Uso social, simbólico o ritual (1)

Por comunidades autónomas: Madrid, Comunidad de (1) Castilla-La Mancha (1) Cataluña (1) Andalucía (1)

Por provincias: Madrid (1) Ciudad Real (1) Lleida (1) Jaén (1)

Por comarcas: Area Metropolitana de Madrid (1) Mancha (1) Garrigues (1) Campiña del Sur (1)

Enlace para filtrar la información que se muestra en el mapa para esta ficha.